/*Jquery*/

Comprar un coche de segunda mano: cómo y qué debo saber - gna-ang.com

Al comprar un coche de segunda mano puedes desconfiar de que pueda ser realmente una compra útil, que sea un vehículo de ocasión en buenas condiciones y que sea el mejor momento para comprarlo.

Hoy te aconsejamos cómo elegir vehículo de segunda mano y asegurarte de que tu compra sea de calidad.

 

El mercado del automóvil está creciendo, se mueve, en la nueva normalidad post-Covid la forma de desplazarse ha cambiado. Todos prefieren hacerlo en vehículo propio antes que usar transporte público o compartir coche. El problema es que no todos tienen uno. Si eres de los que no tenían coche propio antes de que pasara todo esto y, ahora, lo estás buscando te tenemos la mejor solución: un coche de segunda mano.

 

Comprar un coche de segunda mano

Buscar un coche de ocasión puede ser a veces un poco engorroso, hay cierta desconfianza en los concesionarios y agentes pues de primeras pensamos que nos quieren engañar. Es normal, no queremos depositar todos nuestros ahorros en un vehículo que ya ha tenido dueño y a saber cómo lo ha tratado. Pero esto no tiene por qué ser así. Con los siguientes consejos sabrás si un coche de segunda mano merece la pena de verdad.

 

Pasos para encontrar tu coche de ocasión

¿Cuánto dinero invierto?

Aunque no nos deberíamos de guiar solo por el precio, si es cierto que es uno de los factores más determinantes a la hora de elegir qué coche comprar o no. Ahorrarnos un dinerillo puede llegar a hacernos decantar por otro modelo o marca diferente a la qué teníamos en mente.

Pero cuidado. Al final lo barato sale caro. Y sí, evidentemente en la elección de un coche de segunda mano siempre perseguimos el precio, pero si te vas a los precios muy, muy baratos, esto puede llegar a ser un inconveniente. ¡Que no te den gato por liebre!

Como consejo, aléjate de los precios mileuristas, suelen ser coches muy antiguos que te van a dar problemas más pronto que tarde.  Si tienes claro el tipo de coche que quieres (los años de antigüedad, carrocería, etc.) compara precios de distintos vendedores para saber por donde ronda. Ten por seguro que no vas a encontrar un coche de VO en buen estado por menos de mil euros, no caigas en la trampa.

 

¿Le compro a un profesional o a un particular?

Hay particulares que venden coches en buen estado, a buen precio, puedes llegar a encontrar un buen vehículo en este mercado. Desgraciadamente, los mayores timos en ventas de coches de segunda mano han venido de compra entre particulares.

Como recomendación, lo mejor es visitar un concesionario profesional de vehículos de segunda mano como bien recomienda RACE . Ellos se encargan de revisar el coche, ver que está en buen estado y de todo el papeleo y trámites a la hora de hacer el cambio de titularidad del vehículo, ¡te ahorrarás muchísima burocracia molesta!

Además, muchos de estos concesionarios tienen coches procedentes del alquiler de renting, de demos o de coches kilómetro cero que por lo general son coches muy cuidados.

 

¿Qué coche de ocasión es mejor para mí?

Puedes ir al concesionario sin una idea concreta, seguro que allí hay grandes profesionales que te encuentran el modelo que ni siquiera sabías que querías. Pero ese día terminarías harto de mirar coches. Lo mejor, pregúntate a ti mismo qué quieres.

Por ejemplo, ¿buscas un coche familiar para salir con los niños? O, por el contrario, ¿eres soltero y solo quieres un coche para moverte por la ciudad y poder ir a trabajar? Puede que lo que necesites sea un vehículo para tu negocio.

Hay muchos modelos de coches: vehículos comerciales, SUV, turismos, familiares, todoterrenos… Piensa muy bien qué estilo de vida tienes y qué vehículo cumpliría con ello. No es lo mismo una persona que coge el coche muy poco, solo para desplazarte en ocasiones muy concretas a alguien que hacer varios kilómetros cada día.

También te aconsejamos que vayas con varias marcas en mente, o al menos, que marcas sabes que no quieres. Ten en cuenta la potencia, los elementos de seguridad, etc. Y, por supuesto, el precio máximo que estás dispuesto a gastar. Cuánto más claro tengas qué quieres más fácil será encontrar el coche.

 

Revisa esto antes de decir que sí a la compra de un coche de segunda mano

 

Y aquí viene lo más importante: ¿Cómo saber si ese coche merece la pena, que funciona bien y que no voy a conducirlo mañana al trabajo y me va a dejar tirado a primeras de cambio?.

Hay elementos que tienes que revisar muy bien, y si están bien, adelante, no dejes escapar ese modelo, ¡será el tuyo! Si decides comprar tu coche en un concesionario multimarca, ellos ya se habrán encargado de revisar todo esto, pero, la verdad, no está mal que tú también sepas que debe tener un coche bien para que sea una buena compra.

 

De quién y dónde viene

Nada es mejor que el saber. Pregunta sobre el coche. Para qué lo usaba su anterior dueño, cuántos kilómetros tiene, cuántas veces ha pasado por el taller, ha tenido averías graves, etc. No te quedes con ninguna duda sobre nada. Saber de la anterior vida del coche te dará una idea cercana de en qué estado realmente puede estar el vehículo.

Sobre el tema de los kilómetros hay que tener mucho cuidado si vas a realizar la compra con un particular, ya que el cuentakilómetros se puede manipular, presta mucha atención a los demás elementos como volante y caja de cambios para saber si está trucado.

Estado de la carrocería

Revisa si hay algo raro en el tono de la pintura, puede ser señal de un golpe y que se haya vuelto a pintar encima. Mira si hay muchos arañazos, pequeños golpes, si el sol ha hecho que se caiga la pintura o que se le vaya el color, etc.

Revisa las puertas, si no cierran bien puede ser que se hayan tenido que reparar.

Observa que las luces tengan ambas el mismo color, si una es diferente es posible que haya sido sustituida.

El maletero es un elemento muy importante también, fíjate en que no haya soldaduras en la zona de repuesto.

Cuidado con los elementos no homologados. El coche puede que lleve un alerón, bajo, luces o ventanas tintadas que no figuran en la ficha técnica.

Otro tema para tener en cuenta sería la bola de remolque, si la lleva, es posible que ese coche haya tenido un gran sobreesfuerzo que pueda afectar al motor, frenos y su vida útil.

 

Interior del vehículo

Lo primero es que el coche de segunda mano sea cómodo, al menos para ti, que eres el que lo va a conducir. Pero hay muchas más cosas que debes de tener en cuenta.

interior del coche -gna-ang.com

Primero que todo el salpicadero esté bien, ningún testigo encendido en rojo que esté estropeado.

Fíjate en el volante y palanca de cambios, que no estén muy desgastadas, prueba a cambiar de marcha, si es cambio manual claro, y asegúrate que entran todas sin problemas y que no hace ningún ruido extraño.  Prueba luces, limpiaparabrisas…

Fíjate también en los asientos y alfombrillas, asegúrate que están en buen estado, sin quemaduras de cigarro o manchas. Eso dice mucho del anterior dueño y su forma de cuidar el coche.

 

Estado del motor

Probablemente, cuando abras el capó no sepas ni para que sirve la mitad de lo que está ahí. No te preocupes, no eres el único. Pero si hay elementos básicos que tú mismo puedes comprobar a simple vista para ver si el coche está bien.

Los líquidos, por ejemplo, echa un ojo al nivel de aceite, líquido anticongelante y limpiacristales y asegúrate que el coche tiene la cantidad correcta.

Atento a la batería, que no tenga óxido.

 

Mantenimiento del coche realizado

Lo dicho anteriormente, pregunta todo sobre la vida anterior del coche, las veces que ha ido a un taller, qué se ha tenido que reparar, etc. Pide el libro de mantenimiento si lo crees necesario, ahí vienen toda la información.

Un consejo, también puedes pedir información sobre el tipo de aceite o los frenos del vehículo y saber si tienes unos de marca low cost o productos buenos, esto también influye en la vida útil del coche.

Mira la ficha de ITV, es bueno saber cómo le ha ido en las revisiones, si las pasó o no la primera.

 

El momento decisivo: la prueba de conducción

prueba de conducción -gna-ang.com

Y, como no se puede juzgar a un libro por su portada o una comida por su aspecto, un coche no se puede juzgar solo por lo que ves. Para saber si es tu coche, tienes que conducirlo. Además, en la prueba de conducción aprenderás muchas cosas sobre él y que fallos podría llegarte a dar. Conduce tanto por ciudad como por carretera, así sabrás como se comporta el coche en cada situación.

Hemos realizado un pequeño repaso de cómo y qué debemos saber antes de comprar un coche de segunda mano ya tendrás una visión algo más clara para tomar una decisión. Lo más cómodo y fácil es acudir a empresas profesionales y concesionarios con garantía en muchas marcas que te ofrezcan fiabilidad a la hora de mostrarte su oferta de coches de ocasión o kilómetro cero.

Comprar un coche es una decisión difícil, lo sabemos. No sabes qué elegir, vas a invertir una gran cantidad de dinero y no quieres que caiga en saco roto, ser estafado o que llegues a adquirir un vehículo que esté más en el taller que en carretera. Si tienes en cuenta estos consejos, revisas todo muy bien y te dejas asesorar por expertos, eso no pasará. Recuerda, acude a establecimientos con garantía y stock suficiente para poder comprar coche de segunda mano.